Gestionar la comunicación en la empresa familiar

Posteado el 22. Nov, 2010 por en Sin categoría

Gestionar la comunicación en la empresa familiar significa desarrollar un canal en el cual la información y las conversaciones  lleguen a  cumplir objetivos determinados, sin embargo a causa de los roles simultáneos (familiares-propietarios y gestores) muchas veces  los familiares que trabajan juntos desarrollan una serie de dificultades para comunicarse de forma eficiente, las conversaciones acerca de temas  laborales suelen interpretarse fuera de este contexto; la familia, la propiedad y la empresa se confunden y,  las discusiones sobre la empresa se pueden transformar en discusiones con  gran carga emocional sobre temas familiares, de la misma forma que  las decisiones familiares pueden tomarse en relación con las necesidades de la empresa; para complicar mas la situación es posible que  miembros de la familia que  no participan en el negocio se sientan con autoridad de opinar sobre  determinadas acciones estratégicas que atañen exclusivamente al ámbito empresarial, buscando con esta intervención la armonía familiar en función de las necesidades de sus integrantes.

El lado positivo para los familiares que trabajan juntos es compartir un sentido de identidad, lealtad  y  un elevado conocimiento acerca de del otro,  que puede traducirse en la mayor de las oportunidades,   puesto que este conocimiento bien aplicado facilita la comunicación implícita, haciendo  surgir con mayor facilidad opciones de colaboración mutua entre ellos.

Reglas para una comunicación eficiente

Si  lo que buscamos es  tener una Empresa Familiar sustentable,  la correcta y buena comunicación entre los miembros familiares, sea cual sea su posición (dentro o fuera de la empresa) es fundamental, para lograrlo trabajar sobre los siguientes aspectos resultará de gran utilidad:

1.- Evitar la informalidad: Es indispensable elegir el lugar y el momento oportuno para comunicar  decisiones,  instrucciones o temas de importancia, evitando invadir espacios de vida familiar que cada integrante  tiene derecho a disfrutar.

Ej: Evitar aprovechar ámbitos familiares  para tomar decisiones, instrucciones o dar noticias  acerca de aspectos relevantes, si bien será inevitable charlar de negocios en reuniones de esta índole, es preferible hacerlo con la finalidad de compartir sin la expectativa de resolver.

2.- Separar los ámbitos: Es necesario precisar el tema que se desea comunicar y mantener el objetivo de la reunión,  detectando y evitando las conversaciones estériles acerca de aspectos de la vida  personal o familiar  que  pueden surgir,  de esta forma se genera un espacio seguro en el que cada uno se pueda expresar llegando a definir de forma objetiva  las acciones a tomar en cuanto al aspecto que se desea tratar.

Ej: Salir de la tentación de caer en conversaciones  tales como: “ Si soy su padre deberías tener  un poco de consideración  y respeto a  lo que te estoy solicitando, pero siempre fuiste así”

3.- Elegir el canal adecuado: Dependiendo del tipo de información que compartimos y la respuesta que esperamos será la elección del canal,  para lo cual  es preciso analizar con anticipación los objetivos, si es una instrucción  de menor importancia bastará con un e mail, si es un tema que requiere la aceptación y colaboración de otros,  lo mejor resultará hacerlo personalmente para evitar los malos entendidos.

Ej: Para una instrucción acerca de  no olvidar encender las alarmas de seguridad  basta un email; si deseamos realizar un cambio de estrategia comercial o no nos encontramos conformes con el desempeño de una persona, es un tema de conversar para mantener un intercambio de ideas..

4.-Asegurar la difusión: Es necesario que se formalice la comunicación haciéndolo por  escrito, de esta forma todos los involucrados se encontrarán al tanto de la estrategia general, así como su rol, responsabilidad y  los resultados que se esperan de la gestión, minimizando los malos entendidos.

5.- Evaluacion: Es indispensable mantener evaluaciones periódicas de las personas   que trabajan con nosotros ( sean o no de la familia), de esta forma cada uno conocerá que se espera de su gestión en forma precisa, esta evaluación es necesario se realice formalmente  con metodología adecuada.

6.- mantener reuniones de trabajo periódicas: La constancia de las reuniones genera  entre  todos los integrantes la certeza de que las estrategias se deciden en conjunto, se bajan de modo ordenado y se controlan efectivamente. Instalando un espacio para dirigir el negocio y no sólo para operarlo, en este espacio se evalúan y discuten proyectos actuales y se presentan nuevos proyectos con Planes de Acción consistentes y medibles.

7.- Obtener feedback: Toda comunicación necesita un  feedback que nos ayude a asegurarnos de que hemos logrado comunicar lo requerido, muchas veces los fracasos de diferentes proyectos  se deben a las diferentes interpretaciones que sus actores dieron a las instrucciones recibidas.

8.- parlamento familiar: Una vez por año es necesario se reúnan a todos los familiares que trabajen o no en la empresa familiar y se comparta con ellos  la estrategia del negocio, para lo cual será necesario analizar y organizar  con anticipación la información a brindar  de forma que todos puedan entenderla  y  realizar su aporte.

Comentários cerrados.