Empresas familiares: ¿Para qué definir un campo de trabajo?

Posteado el 28. Mar, 2018 por en Empresas Familiares, Estrategia

En toda Empresa Familiar los límites entre lo relacional familiar y lo que atañe al negocio suelen estar difusos. De aquí se desprende que fácilmente caigan en el error de pensar que “todos somos iguales, todo es de todos”,  y por ello no hace falta establecer delimitaciones precisas sobre tareas y responsabilidades.

Sin embargo, el día a día de una Empresa Familiar y su particular funcionamiento, obliga a contar con los llamados Campos de Trabajo. Éstos son descripciones del conjunto de responsabilidades y tareas esperables en pos de cumplir con la demanda.  La sistematización de los campos de trabajo como herramienta permite:

  1. Discriminar el campo de acción de la persona que lo ocupa.
  2. Conocer qué tareas corresponden a cada campo, así se evitan superposiciones, omisiones y tiempo empleado por otros actores en tareas que no son de su incumbencia.
  3. Conocer qué habilidades, experiencia, conocimiento y perfil de personalidad debe tener una persona para ocupar determinado campo de trabajo.
  4. Sistematizar las tareas para que los empleados optimicen el tiempo de trabajo agregando valor a los procesos.

Cabe aclarar que los roles dentro de la familia evolucionan de modo distinto a como lo hacen dentro de la empresa. Si una Empresa Familiar no cuenta con campos de trabajo o no ha ideado un proceso para su incorporación, es probable que comience a padecer distintos conflictos.

Será necesario entonces delimitar los campos de trabajo, asignar a personas con las competencias técnicas y la personalidad afín a cada puesto. A su vez, los miembros de la Empresa Familiar son los que deberán asumir el compromiso de trabajar para idear y respetar dicha delimitación.

 

Comentários cerrados.